Sí, la inflamación celular puede ser la causante de afecciones como la sequedad o las arrugas