Los aceites vegetales, útiles para nutrir, hidratar y rejuvenecer la piel