Mantener la calma te ayuda a pensar mejor