¿Es posible vivir en un estado de felicidad permanente? De lo necesario que es preguntarnos si lo que estamos sintiendo es correcto o no