Vibracell, la evolución del multivitamínico